Pandemia, crisis y oportunidades para el sector Fintech

Cómo impacta la pandemia mundial por coronavirus en el mundo financiero. Crisis y oportunidades para las Fintech desde el caso de BlockFi, la plataforma de criptoactivos de más alto rendimiento financiero en el mundo.

Efectos de la pandemia en el mundo de las criptomonedas y los bancos tradicionales

La pandemia mundial por COVID-19 ha trastocado el orden entre el mundo de las finanzas tradicionales y el de las Fintech. Ha acelerado la transformación digital en todos los ámbitos hasta el punto en que hoy se vuelve necesario hablar de un nuevo paradigma en cuyos cimientos está ineludiblemente lo digital.

Mucho se habla de una oportunidad sin precedentes para acercar el viejo y el nuevo mundo. Algunos creen que estos históricos contrincantes deberían posicionarse en este momento como aliados y apoyarse mutuamente en busca de nuevas oportunidades de negocios. Mientras tanto, otras empresas proponen una manera distinta de resolver la ecuación.

BlockFi, por ejemplo, viene trabajando desde hace tiempo para unir las criptomonedas y las finanzas tradicionales en una única plataforma, con el fin de ofrecer una nueva manera de hacer crecer la riqueza de sus usuarios. La empresa estadounidense permite a sus clientes alrededor del mundo adquirir cuentas de criptoactivos que operan con productos y servicios financieros de primer nivel como préstamos o compra y venta de monedas, y que generan intereses con algunas de las tasas más altas disponibles en el mercado de hasta 8.6% anual.

Las Fintech como BlockFi se encuentran en pleno crecimiento, incluso desde antes de la cuarentena y a nivel mundial. Vienen presentando una competencia fuerte para los bancos tradicionales debido a sus menores costos internos, mayor flexibilidad y mejores beneficios para usuarios, dentro de los cuales se destaca la ubicuidad: acceder y operar en cualquier momento y lugar, sin necesidad de, por ejemplo, asistir a una sucursal, algo que sobre todo para las nuevas generaciones se ha vuelto obsoleto. Ni que hablar en el contexto del coronavirus, en el que hacer transacciones sin requerir efectivo, a distancia y sin exponerse a la enfermedad, se han vuelto fundamentalmente valoradas. BlockFi, de la mano de Phinx Lab, lanzó recientemente su aplicación móvil con una interfaz simple, intuitiva y segura, con el fin de comenzar a ofrecer sus servicios disponibles en web en los dispositivos celulares de sus clientes.

Las Fintech son “nativas digitales”, a diferencias de los bancos tradicionales, lo cual les supone una ventaja significativa desde el punto de partida, facilitando una mejor adaptación a la crisis y la posibilidad de transformarla en una oportunidad de crecimiento. Se observa así que con el aislamiento social preventivo y obligatorio el desarrollo del sector ha acelerado su tendencia alcista. El CEO de BlockFi, Zac Prince, describe que se han procesado la mayor cantidad de operaciones diarias en la historia de la plataforma, alcanzando un volumen de decenas de millones.

El futuro del Bitcoin

Los sucesos de impacto global de este año, han puesto en tela de juicio muchos conceptos y teorías sobre los instrumentos financieros actuales, incluso los relativos a las criptomonedas. Sin embargo, es posible pensar que las previsiones del Bitcoin son positivas y más confiables que las de cualquier otra moneda, a pesar de la volatilidad que se observa en la esfera financiera en general.

Hay quienes sostienen que Bitcoin tiene el potencial de introducir un nuevo orden financiero. El tercer halving sucedió en un contexto de emisión monetaria sin precedentes, con una impresión de más de 4 mil millones de dólares, equivalente a más del 6.6% de la producción económica mundial. Luego del halving, Bitcoin se posiciona como un valor casi tan escaso como el oro y con una tasa inflacionaria bajísima, mientras que el dinero fiduciario se vuelve mucho más fácil de conseguir. De este modo, se presenta como un activo capaz de resistir las presiones inflacionarias, al poseer un suministro limitado en un contexto de estímulo prácticamente infinito.

En esta línea, la demanda institucional ha adquirido un papel importante, generando nuevas prácticas y narrativas en torno a las posibilidades de las criptomonedas. Así lo demuestra el enorme crecimiento de los Servicios Institucionales de BlockFi, el cual ofrece préstamos en criptomonedas, monedas estables y dólares a medida para instituciones. Para ofrecer estos servicios, se financian con los balances de criptoactivos de los clientes individuales, potenciando el uso de sus recursos. De este modo, ante la falta de certezas que plantea la crisis mundial por el COVID-19, BlockFi se posiciona como una fuente estable de liquidez para individuos e instituciones, proporcionando soluciones confiables y seguras para la gestión de los depósitos de sus clientes.

El escenario latinoamericano

En Latinoamérica se está adoptando cada vez más el uso de monederos bitcoin para enfrentar la crisis económica que se espera como resultado de la pandemia. Los sistemas de seguridad, la facilidad de intercambio de criptomonedas por divisas internacionales como el dólar, genera una mayor confianza en este tipo de plataformas.

Además, invertir en criptoactivos se vuelve una excelente opción para países con marcos regulatorios estrictos, posicionándose como una alternativa adecuada para diversificar un portafolio de inversión. Incluso se vuelve una opción más fuerte ante cualquier otra moneda tradicionalmente estable, ya que todas son vulnerables ante una crisis como la que estamos transcurriendo. Los estímulos de los bancos centrales de países y los programas gubernamentales aumentan la oferta monetaria y la emisión, deprimiendo el valor de las monedas fiduciarias y apoyando las alternativas. De esta manera, al no estar reguladas por ninguna entidad controladora de divisas, las criptomonedas no se ven tan afectadas financieramente por la pandemia, como pueden hacerlo otras monedas tradicionales.

BlockFi ofrece fórmulas efectivas para escapar a la inflación y la devaluación de monedas fiduciarias, al ser la única plataforma que permite a los clientes latinoamericanos intercambiar criptomonedas, ganar intereses y solicitar préstamos en dólares con bajas tasas de interés, usando los criptoactivos como garantía y sin necesidad de vender. De este modo, clientes no residentes de Estados Unidos pueden acceder a los mercados de deuda en dólares, tradicionalmente restringidos para ellos. Entre otros beneficios, la plataforma permite el retiro de fondos cuando lo deseen, brindando liquidez inmediata.

En esta línea, un estudio publicado por The Tokenist sugiere que la confianza en Bitcoin creció en comparación a las formas de inversión tradicionales, a partir de los datos obtenidos en 24 países. La confianza en instituciones financieras viene disminuyendo desde hace más de una década y la pandemia ha acelerado ese proceso. Como consecuencia, los usuarios se vuelcan hacia las criptomonedas como la alternativa más segura y ven en esta herramienta la práctica del futuro.

Conclusiones

La crisis nos ha vuelto más locales en muchos aspectos, pero en términos financieros ha producido una tendencia contraria. Con las dificultades locales que se presentan en muchos países latinoamericanos, los usuarios se han volcado hacia plataformas globales privadas que garantizan beneficios, estabilidad y confianza.

Estos momentos, nos obligan a replantearnos la manera en que funcionan los servicios actualmente. Si tomamos esta crisis como oportunidad, nos encontramos ante la posibilidad de generar ecosistemas de servicios financieros digitales, abiertos y confiables.

Solo una cosa es segura, únicamente aquellas industrias, empresas y plataformas financieras que ofrezcan un servicio superador, centrado en el usuario y permitiéndole a este vencer las barreras propias de la crisis y potenciar su rendimiento económico, podrán salir victoriosas en este escenario.

Autora: Belen Guigue

Turning good ideas into outstanding software.

Turning good ideas into outstanding software.